¿cuanto se tarda en cobrar un seguro de joyería?

 

En este articulo vamos a hablar de:

  • Los pasos establecidos por la Ley para solucionar un siniestro.
  • La comunicación del siniestro.
  • La tramitación del siniestro.
  • El pago de la indemnización.

 

Entre las cuestiones que más preocupa tras sufrir un siniestro es saber cuánto tardarán en cobrar la indemnización de la cobertura. En este aspecto, cada compañía tiene sus ritmos, pero la Ley establece unos plazos que nos permiten calcular cuánto tardan los Seguros en pagar un siniestro.

Antes de entrar en lo rápidos o lentos que son los Seguros a la hora de indemnizar/pagar a sus asegurados, conviene tener en cuenta que, a lo largo del año las Compañías atienden más de 55 millones de siniestros en España, a un ritmo de 6.000 percances a la hora.

Los siniestros que tienen que pagar las Compañías alcanzan cifras de miles de millones de euros al cabo del año. Concretamente, el sector asegurador desembolsó en 2018 un total de 23.000 millones de euros en el pago de coberturas de sus clientes.

Los pasos del Seguro para solucionar un siniestro

Los pasos que establece la Ley 50/1980 de Contrato de Seguros ofrecen un marco de tiempos máximos en los que las aseguradoras deben dar respuesta a los clientes que les han hecho llegar una comunicación de un siniestro.

El parte del siniestro debe comunicarse antes de 7 días.

El primer paso lo debe dar el asegurado, y no debe demorarse mucho, según destaca el artículo 16 de la Ley de Contrato de Seguros, “el tomador del Seguro o el asegurado o el beneficiario deberán comunicar a la aseguradora que ha sucedido un siniestro dentro del plazo máximo de 7 días de haberlo conocido, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio”.

Si en las condiciones de la póliza no se establece un plazo más amplio, debemos dar parte a nuestra aseguradora del siniestro en los 7 posteriores al suceso.

Dependiendo del siniestro es conveniente avisar al mediador de seguros (Agente o Corredor) lo antes posible, ya que él nos indicara que documentación debemos tener preparada y a mano para facilitar la tramitación y acelerar la terminación del siniestro. La excepción son aquellos perjuicios con cobertura a través de LA ASISTENCIA (en el comercio, pyme, hogar o vehículos), que con el envío de reparadores en un mismo acto se puede cerrar el siniestro reparando los daños, pero no en un siniestro de robo, incendios, o lesiones.

Además, si el siniestro es consecuencia de un robo, es importante poner una denuncia a la Policía, ya que la Compañía nos la pedirá para tramitar el siniestro.

El análisis del siniestro.

Una vez que hemos comunicado el siniestro a la aseguradora, esta pone en marcha el análisis y verificación de los daños o pérdidas causadas por el siniestro. Normalmente, envía a un perito para evaluar las consecuencias del incidente y hacer una estimación de los daños y pérdidas.

Este es un paso previsto en la normativa, que establece la obligatoriedad de la aseguradora de abonar la indemnización “al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro y, en su caso, el importe de los daños que resulten del mismo”.

Esta investigación se puede alargar, sobre todo cuando se trata de siniestros de mayor complejidad o que requieren de documentación que tarda un tiempo en tramitarse, es importante no perder la paciencia y adoptar ciertas medidas que pueden ayudar al resultado final de todo este proceso:

  • Hacer lo posible por aminorar los daños del siniestro.
  • No asumir ningún pago o reparación sin consultar a tu mediador si están cubiertos en la póliza.
  • Conservar elementos que puedan facilitar el trabajo del perito.

Pago de la indemnización.

Sea como sea, la Ley fija un plazo de 40 días, desde que la Compañía recibió la comunicación del siniestro, para realizar “el pago del importe mínimo de lo que el asegurador pueda deber, según las circunstancias por el conocidas”. Normalmente, este plazo es suficiente para que la aseguradora abone la indemnización correspondiente o gestione la reparación o reposición del objeto asegurado.

No obstante, en algunos casos ese “importe mínimo” no se corresponde con la cuantía total que el asegurado debe cobrar, de acuerdo con lo que figura en su contrato de Seguros.

Para estos casos, se toma como referencia el apartado 3 del artículo 20 de la Ley 50/1980, cuando se establece que “se entenderá que el asegurador incurre en mora cuando no hubiere cumplido su prestación en el plazo de tres meses desde la producción del siniestro o no hubiere procedido al pago del importe mínimo de lo que pueda deber dentro de los cuarenta días a partir de la recepción de la declaración del siniestro”.

O lo que es lo mismo, el Seguro debe cumplir con el pago de la indemnización o la reparación de lo dañado en el siniestro en un plazo máximo de 3 meses desde que ocurrió, si no quiere asumir las posibles consecuencias económicas, con un recargo de intereses muy importante salvo por un retraso que sólo se aceptaría si existiese una «causa justificada.

Conclusión

Según marca la Ley, las Compañías de Seguros tienen un plazo máximo de 40 días en abonar una primera cantidad de la garantía o gestionar la reparación o reposición de los objetos asegurados. En la mayoría de los casos, este plazo basta para solventar el pago de la indemnización que establece la cobertura.

No obstante, pueden darse circunstancias que compliquen la tramitación del siniestro. En esos casos, la Compañía de Seguros tiene hasta 3 meses para resolver el proceso, antes de caer en mora.

En Segurjoya llevamos desde 1988 asegurando a joyeros como tú, conocemos las peculiaridades de tu negocio, y sabemos cómo «fabricar» un seguro a tu medida, optimizando el coste y ofreciendo las coberturas que necesita tu actividad. Conoce nuestra metodología de trabajo, nuestros servicios y nuestras ofertas en www.segurjoya.es